viernes, 5 de septiembre de 2014

Profundo Minimalismo

Aturdido por tu opinión certera, tus argumentos,
Agradecido aunque no lo aparente,
Esta sonrisa natural es el tridente, que da el poder para no ahogarme en un mar de incertidumbre,
Tengo cosas que no busque, el placer momentáneo me cegó de forma permanente.
Suspiros al recordar que nada dura para siempre,
Mi corazón arrítmico, el cerebro es el musculo al que no le doy el merito cuando me ejercito. Estructuras simples genero, mi género y razón de ser, envuelto de relativismo,
Pienso en lo que piensas, me aparto de lo que deseas ver en mi,
Te doy la oportunidad si permites esta tregua ingenua,
Mi lenguaje soez, mi actitud vaga delante de quien pierde la razón cuando argumenta,
Mi dejadez mató de un disparo a los pájaros en mi cabeza por lo cual nunca desperté,
Porque siempre me quejo, Azul de mar, azul de cielo, estrellas en el cine,
Veo tantas cosas que no cuantifico,
No entiendo la mitad de lo que me dices, pero interpreto lo que sientes y a lo que eso me remite. Raíces en mi cienes, pero no pagan lo que la boca Proclama y al final me jode.
Instauración de mis principios, mi moral una cualquiera,
Amo cada contradicción en mi dicción que uso como estratagema,
Por cierto hablando de amor estoy perdido, pero los que se pierden encuentran nuevas sendas lo escuche de alguien hace un tiempo.



Publicar un comentario